Lincoln y una aventura extraordinaria, arrasan con las nominaciones

Emma Stone y Seth MacFarlane fueron los encargados de anunciar, este jueves, desde el teatro Samuel Goldwyn, en Beverly Hills, Los Ángeles, la lista de candidatos a la 85 entrega del Oscar. Además serán los anfitriones de la ceremonia que tendrá lugar el 24 de febrero.

La primera categoría en anunciarse fue la de Mejor Actor de Reparto, que representaba para Javier Bardem la posibilidad de aspirar a una de las codiciadas estatuillas por su trabajo en el largometraje Skyfall. Sin embargo el español quedó eliminado de la competencia.

El último largometraje del cineasta Steven Spielberg, Lincoln, se posicionó ayer como el gran favorito para la próxima edición de los Oscar tras obtener 12 nominaciones. La película histórica se enfrenta a Una aventura extraordinaria, la cual consiguió 11 candidaturas. Ambas compiten por la estatuilla a Mejor Película junto con Amor, Argo, Bestias del sur salvaje, Django desencadenado, Los miserables, Los juegos del destino y La noche más oscura.

La cinta chilena No, dirigida por Pablo Larraín y protagonizada por Gael García, se encuentra entre los cinco filmes que disputan el título de Mejor Película en Habla No Inglesa. El mexicano José Antonio García fue nominado ayer por la mañana al Oscar en la categoría de Mejor Mezcla de Sonido por su trabajo en el largometraje de Ben Affleck, Argo.

En esta entrega la francesa Emmanuelle Riva, de 85 años y quien participa en la cinta Amor, se convierte en la actriz de mayor edad en recibir una nominación al Oscar. Mientras, Quvenzhané Wallis, con apenas 9 años de edad, figura como la actriz más joven en obtener una candidatura por su trabajo en la cinta Bestias del sur salvaje.

VER GRÁFICO

“Si ganamos, nos vamos al Ángel”

Entre peloteos en los campos del club América y algunas escenas de clásicos en teatro, Demián Bichir soñaba con emular a Robert De Niro, como el conductor de un colectivo amarillo, tal como lo realizó el actor en Taxi Driver, en la cinta dirigida por Martin Scorsese.

Ya está en Estados Unidos, pero no conduce un taxi, aunque confiesa a La Razón, “sí llegué a trabajar como recogeplatos en un restaurante —llamado Rosa Mexicano—de la gran manzana”.

Este ermitaño ahora disfruta los sueños, está nominado para el Oscar en la categoría de Mejor Actor, al lado de Jean Dujardin (The Artist), Gary Oldman (Tinker Tailor Soldier Spy), George Clooney (The Descendants) y Brad Pitt (Moneyball)… “Y seguro se siguen preguntando, quién es este güey… Un completo desconocido que a diferencia de ellos no cuenta con Facebook ni Twitter. Fue al primer lugar que se remitieron cuando supieron de los nominados, pero no estaba en esa lista, sino en la del Oscar”.

La estatuillla dorada no le obsesiona, “si llega es bienvenida. Lo que importa es que A Better Life, posee una historia poderosa, de un inmigrante que puede ser el papá, el tío, el hijo que representan a esos 11 millones de hispanos que radican en Estados Unidos.

“Sé que la cinta no es política, aunque la han politizado, más bien es un tema humano el que se refleja. Está claro que no somos el enemigo del que hay que deshacerse, tal como lo señalan los republicanos, ni tampoco somos el problema de Estados Unidos, porque este grupo vulnerable por la falta de derechos es una fuente importante de mano de obra para ese país y una entrada de divisas para las naciones de origen de estos hispanos o latinos.

“Es inhumano ver algunas leyes como la de Alabama y Arizona, que promueven la desintegración familiar. Sé que la cinta ya está en la Casa Blanca, aunque no sé si (Barack) Obama ya la ha visto. Realmente no lo creo, pero confío en la reeleción como un paso para cumplir con esa reforma migratoria integral Obama no ha resuelto”.

Del Oscar y la ceremonia ríe antes de señalar “…allá vamos a estar, con nuestro tequila en mano. Sí ganamos, nos vamos al Ángel encuerados. Si el Oscar está en pelotas, por qué nosotros, no”.

Mexicanos con estadía en La Academia…