Deja ejército sirio 13 personas muertas en redadas

Jerusalén.- Las fuerzas de seguridad de Siria mataron en las últimas horas a cuando menos 13 personas en redadas y enfrentamientos con manifestantes en Homs, la tercera ciudad más grande del país, informaron grupos de derechos humanos sirios.

“Un total de 13 personas murieron entre el lunes y este martes en varias partes de la ciudad de Homs, donde se efectúan operaciones militares para dispersar las manifestaciones”, dijo el jefe del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrahman.

Las fuerzas del orden, con el apoyo del ejército, están efectuando disparos con ametralladoras en varios barrios de Homs, en el centro de Siria, como parte de la represión contra las manifestaciones que tienen lugar en esa ciudad, según la cadena Al Yazira.

Debido al bloqueo informativo es difícil confirmar la cifra de fallecidos, pero los Comités Locales de Coordinación de Siria precisaron que se trata de 14 personas, 10 de las cuales murieron en redadas, mientras las otras cuatro en enfrentamientos.

Hace dos meses, tanques y tropas entraron por primera vez en Homs, a 165 kilómetros al norte de Damasco, donde ocuparon la plaza principal de la ciudad tras celebrarse allí una multitudinaria manifestación en demanda de reformas políticas y la renuncia del presidente Bashar Assad.

El agravamiento de la seguridad en Homs ha obligado a cientos de sirios a huir hacia Líbano, donde se han refugiado desde el inicio de la revuelta popular contra el presidente Assad a mediados de marzo pasado.

Este martes, el ejército sirio, apoyado por tanques, intensificó su presencia en la frontera con Líbano para evitar la salida de refugiados, según activistas sirios.

Siria es desde marzo pasado escenario de revueltas populares que se han cobrado la vida de entre mil 500 y dos mil personas, incluidos unos 350 militares y policías, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que además da cuenta de unos 15 mil detenidos.

ams

Ataques nocturnos sacuden la capital de Libia

TRIPOLI — Una serie de ataques aéreos de la OTAN sacudió la capital de Libia poco antes de la madrugada del domingo y envió una columna de humo sobre la ciudad después de dar en lo que la televisora estatal libia dijo eran blancos civiles y militares.

Mientras se registraban las explosiones justo después de la medianoche, una cadena de estruendos podía escucharse y los fogonazos se veían en el este de la ciudad. Los esporádicos rastros de fuego antiaéreo iluminaron la noche. La televisión estatal dijo que los ataques sucedieron en el suburbio de Tajoura.

El ruido distante de explosiones continuó al menos por una hora, lo que sugirió que alguna instalación con materiales explosivos había sido detonada.

La OTAN ha realizado ataques aéreos en contra de objetivos militares de Libia como parte de un operativo autorizado por Naciones Unidas para proteger civiles de las fuerzas leales al mandatario libio Muamar Khadafi.

Las explosiones suceden después de tres días de discursos desafiantes de parte de Khadafi.

El mandatario de Libia dijo el sábado por la tarde que su país nunca se rendirá a pesar de los ataques de rebeldes y de la campaña aérea de la OTAN.

ams

Admite oposición abusos contra civiles en libia

Bruselas .– El Consejo Nacional de Transición (CNT), que lidera la oposición en Libia, admitió hoy aquí que algunos de sus miembros cometieron abusos contra la población civil y prometió que serán llevados ante la Justicia.

“Algunos incidentes tuvieron lugar en los primeros momentos de la revolución, pero ya no es el caso. Los responsables serán llevados ante la Justicia”, afirmó el número dos del CNT, Mahmud Jibril, tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

La organización internacional de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) acusó este día a los rebeldes libios de haber cometido incendios, saqueos y abusos de civiles en su ofensiva contra Trípoli a partir de la localidad de Djebel Nafusa, al oeste del país.

Según HRW, sus miembros habrían presenciado algunos de estos actos e interrogado a testigos, entre ellos un comandante rebelde que habría admitido los abusos.

Por su parte, Durao Barroso resaltó la importancia de que el CNT sea visto como un “movimiento nacional genuino, con un claro compromiso por una transición inclusiva y la reconciliación nacional”.

Barroso elogió la visión que tiene el grupo oposicionista sobre el futuro de Libia, “basada en los principios de la inclusión y de la representación democrática”, así como sus esfuerzos por expandir su área de influencia más allá de Benghazi.

Además, reiteró la voluntad de la Unión Europea (UE) de ejercer un “papel clave” en el proceso de transición libio una vez que el líder Muamar Gadafi deje el poder.

“La experiencia de la UE con transiciones políticas puede tener un papel clave, por ejemplo, en el apoyo a la organización y supervisión de elecciones libres y justas, la creación de una administración y poder judicial efectivos, en el apoyo a la sociedad civil y a una prensa libre”, añadió.

ams