Deja Benedicto XVI, un espíritu lleno de esperanza: Calderón

Silao.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa agradeció hoy la visita a México del Papa Benedicto XVI a nombre de millones de mexicanas y mexicanos, la cual, subrayó, “fortalece la concordia y el amor entre nosotros”.

“Gracias por dejarnos el espíritu lleno de esperanza y el ánimo fortalecido para seguir luchando por un México justo, seguro y próspero al que aspiramos”, subrayó el Ejecutivo federal en la ceremonia oficial de despedida al obispo de Roma.

En el Aeropuerto Internacional de Guanajuato, ubicado en este municipio, Calderón Hinojosa dijo que “los mexicanos deseamos muy pronto volver a contar con su presencia en el país, le deseo una exitosa estadía en La Habana, Cuba, que es su próxima escala en esta gira pastoral, así como un buen regreso al Vaticano”.

Acompañado por su esposa Margarita Zavala, por integrantes del gabinete, representantes de los Poderes; así como gobernadores de diversas entidades del país, el presidente Calderón pidió a Benedicto XVI “llevarse para siempre las sonrisas de nuestros niños; las porras de nuestros jóvenes y las innumerables muestras de respeto y de cariño de millones de mexicanos”.

Calderón Hinojosa también solicitó a Joseph Ratzinger que se lleve también consigo las lágrimas de las personas a quienes ha consolado, las preocupaciones cotidianas de quienes padecen pobrezas, marginación o violencia, y solicitÓ que tenga siempre presente a México y abogue por él.

Subrayó que la visita del Papa Benedicto XVI ha colmado a los mexicanos de muchas formas; la emoción, al vivir inolvidables momentos; esperanza al escuchar los mensajes; pero sobre todo, ha tocado el corazón de los mexicanos con su cercanía y su afecto.

Entre porras y gritos de cientos de niños y jóvenes que se dieron cita en esta ceremonia de bienvenida, el mandatario mexicano dijo que los millones de mexicanas y mexicanos que se alegran con su presencia, conservan desde ahora el eco de sus palabras, con las que ha sembrado una semilla de paz y esperanza.

“Estoy seguro que su visita hará que el alma de muchos compatriotas, pueda superar como usted lo ha buscado, el cansancio; recuperar la alegría y la felicidad interior”, indicó.

Calderón Hinojosa dijo que ahora millones de familias en México redoblarán su esfuerzo “para vivir de acuerdo con los más altos valores que muchos mexicanos compartimos con Benedicto XVI para vivir en paz y armonía; para ver con confianza el porvenir y con esperanza como Su Santidad lo ha pedido”.

Dijo que los mexicanos “coincidimos con Benedicto XVI en el anhelo de que en cada hogar se fortalezcan los valores de la familia, de respeto a la libertad y a la dignidad de la persona; de justicia, sin los cuales no es posible el bien común”.

Añadió que también ha quedado claro su mensaje, de que esos valores pueden evitar que los jóvenes caigan en la ambición del dinero fácil e ilimitado, a través de caminos falsos de violencia o de delincuencia.

“Esperamos sinceramente que los mexicanos trabajaremos unidos para legar como herencia un mundo mejor, sin envidias ni divisiones, como usted lo ha señalado; al tiempo que la paz, la concordia, la justicia y la solidaridad son principios que el obispo de Roma ha enfatizado y que tendremos siempre muy presentes”, expuso.

Calderón Hinojosa agradeció las oraciones del Papa Benedicto XVI por los mexicanos; y en especial por los niños; además de sus gestos de consuelo para los que sufren; y sus palabras que han reencendido el aliento de muchas de las almas que lo han visto y lo han oído.

“Su Santidad nos ha recordado que el objetivo de nuestro esfuerzo debe ser la edificación de una sociedad mas justa, en la que cada mexicana y mexicano disfrute de todos los derechos que corresponden a la dignidad de la persona; y nos ha recordado la importancia de cuidar y proteger a los niños y jóvenes”.

Insistió en que en estos encuentros con el Papa nos han dejado en una mejor actitud para vivir de acuerdo a principios y valores; y de conformidad con las exigencias de la ley y el respeto a los derechos humanos; los cuales son valores y principios compartidos por la mayoría de los mexicanos, desde la fe profesada no sólo por la Iglesia católica; sino en múltiples credos.

Calderón Hinojosa agregó que la visita de tres días a México de Benedicto XVI fue de intensa emoción, en los que se han encontrado el profundo pensamiento de un pueblo que expresa su fe desde la más profunda libertad.

“México nunca olvidará a su Santidad, lo llevará siempre en el alma”, concluyó Calderón.

Alegría, canto, lágrimas, en despedida al Papa

León.- Con mucha alegría pero también con tristeza, miles de mexicanos despedirán este lunes al Papa Benedicto XVI, quien en cuatro días se ganó el amor de los fieles que se resistían a abrir su corazón ante la sombra de Juan Pablo II.

A diferencia de la ceremonia de bienvenida, hermética, incluso fría para la forma de ser de los mexicanos, en la despedida en el Aeropuerto Internacional de Guanajuato la algarabía que le espera al Sumo Pontífice de la Iglesia católica es totalmente al estilo del país.

Esta forma de ser está marcada por emociones, alegría, fiesta, pero también “con mucho dolor”, de acuerdo con los presentes que dicen: “aprendimos a quererlo, descubrimos a otro Papa mexicano”.

Con estos ánimos, la orquesta de música, el mariachi y la Juventud del Papa se preparan para decirle adiós al Vicario de Cristo con porras que invaden el interior y exterior del aeropuerto, las cuales rezan: “!Benedicto, hermano, ya eres mexicano!”.

A las 09:30 horas el Papa alemán, ahora también “mexicano”, abordará un avión de Alitalia con destino a Cuba, a donde se prevé que arribe a las 14:00 horas al Aeropuerto Internacional de Santiago de Cuba, para continuar con su agenda en este continente americano, donde está prevista su estancia en la isla hasta el próximo miércoles.