Monsiváis y sus gatos se instalan en el Museo Soumaya

Un esqueleto de metro y medio de altura, rodeado de seis gatos, amigos inseparables aún después de la muerte, enriquecen la ofrenda que en honor del escritor y periodista Carlos Monsiváis instaló el Museo Soumaya para celebrar este año el Día de Muertos.

Laura González Eguiarte, vocera del recinto, presentó la ofrenda dedicada al cronista fallecido el 19 de junio pasado, en esta ciudad. Se trata, dijo, de una ofrenda que cuenta con los elementos tradicionales: agua, fruta, semillas, flores de cempasúchil, sal, luz, todos ellos con el objetivo ayudar a los muertos en su viaje.

Las figuras de cartón moldeado y decorado en acrílico, de la autoría del artesano Hugo Peláez, buscan reconocer las aportaciones que el autor de “A ustedes les consta” heredó a México, así como preservar la tradición del Día de Muertos.

Al respecto, González Eguiarte aseguró, “es nuestra obligación como sociedad cultural difundir y preservar las fiestas mexicanas y qué mejor que rindiendo homenaje a uno de los grandes intelectuales”.

“Fetiche de peluche”, “Fray Gatolomé de las bardas”, “Miau Tse Tung”, “Caso omiso”, “Zulema Maraima” y “Catástrofe”, acompañan al escritor bajo la leyenda que evoca sus palabras en vida: “comparto con ellos la soledad, la ternura y la melancolía… Sin mis libros me sería imposible vivir y sin mis gatos también”.

Respecto a las distintas ofrendas que se presentan en el país dedicadas Carlos Monsiváis, Laura González aseguró: “nosotros tenemos el plus de contar con la obra de Hugo Peláez, un destacado artista en los desfiles de alebrijes”.

Además realizó la invitación al público en general a presenciar el próximo 2 de noviembre, en punto de las seis de la tarde, un homenaje a los grandes escritores mexicanos que este año fallecieron. Se leerán textos del poeta Alí Chumacero, el periodista Germán Dehesa, el literato Carlos Montemayor y del cronista Carlos Monsiváis.

La ofrenda conformada por ocho piezas del artesano Hugo Peláez se presentará hasta el próximo 15 de noviembre, en el Museo Soumaya ubicado en una plaza comercial de avenida Revolución y Río Magdalena, en el sur de esta ciudad.

Carlos Monsiváis, considerado el gran cronista de las últimas décadas en México, y uno de los intelectuales más críticos y populares, murió el 19 de junio, a los 72 años, después de varios meses hospitalizado a causa de una fibrosis pulmonar.

Nacido en 1938 en la Ciudad de México, Monsiváis estudió en la Facultad de Economía y en la de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su trayectoria incluye más de 50 títulos, entre ellos, “Días de guardar” (1970), “Los rituales del caos” (1995) y “Aires de familia” (2000).

A principios de marzo de este año presentó lo que sería su última obra, “Apocalipstick”, una recopilación de crónicas de la capital mexicana.

Preocupante y decepcionante calificación sobre corrupción: IP

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) consideró preocupante y decepcionante la calificación que México obtuvo en el combate a la corrupción, según el reciente índice de Transparencia Internacional.

Aunque no hay una medición exacta del impacto de la corrupción en la actividad económica del país, es evidente que un entorno corrupto inhibe la competitividad y tiene efectos negativos en el crecimiento de la economía y el bienestar de la población.

La transparencia y la rendición de cuentas, continúa el organismo, son algunos de los mecanismos que pueden utilizarse para inhibir la corrupción, por lo que estos temas deben considerarse en el próximo análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos.

Según el CEESP, cuando parecía que las autoridades habían empezado a tomar medidas eficaces contra la corrupción, llevándonos a un entorno de mayor certidumbre en este tema, Transparencia Internacional publicó los resultados de su Indice de Percepción de la Corrupción 2010.

Estos reflejan que los esfuerzos no han sido tantos, pues México obtuvo una calificación de 3.1 de una máxima de 10, es decir, a menor calificación corresponde una mayor percepción de corrupción.

Esto propició que en la clasificación mundial México perdiera nueve lugares, al descender de la posición 89, en 2009, a la 98 en este año, expuso el organismo de investigación del sector privado.

‘Es obvio que estos resultados son preocupantes, cuando la calificación obtenida es la más baja desde que se inició esta evaluación’.

Sin embargo, estima en su publicación semanal, es todavía más decepcionante el hecho de que México ha mantenido una calificación reprobatoria en el tema, ya que nunca ha llegado ni siquiera a obtener cuatro puntos en las evaluaciones.

Ante la próxima aprobación del Presupuesto de Egresos, el CEESP opina que deben considerarse los temas de transparencia y redición de cuentas si se quiere eficientar la asignación de los recursos.

Aclara que el problema de corrupción no es exclusivo de México, como se refleja en el hecho de que 75 por ciento de las naciones evaluadas por Transparencia Internacional obtuvo notas por debajo de los cinco puntos, pero ello no implica que ‘sigamos comparándonos con este segmento’.

El objetivo debería ser ubicarnos en calificación aprobatoria, como Chile, que ha permanecido en este grupo en los últimos 10 años, pero en especial seguir los pasos de Uruguay, que a lo largo del tiempo ha mejorado notoriamente en el combate a la corrupción.

En tercer trimestre del año siguió recuperación; PIB creció 5%: SHCP

Mayor a lo previsto, recuperación económica en tercer trimestre: SHCP

Durante el tercer trimestre de 2010 la recuperación económica del país continuó y fue ligeramente mayor a lo previsto, según muestran los resultados de los principales indicadores de producción, exportaciones, demanda interna y empleo, destacó la Secretaría de Hacienda.

La dependencia indicó que para el periodo julio-septiembre se estima que el valor real del Producto Interno Bruto (PIB) de México haya crecido a una tasa de alrededor cinco por ciento real en términos anuales, mientras que para todo el año se espera un crecimiento de 4.8 por ciento.

En el Informe Semanal de su vocería, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señaló que en materia de finanzas públicas, durante los primeros nueve meses de 2010 el sector público registró un déficit fiscal de 176.8 mil millones de pesos.

Indicó que éste es congruente con el déficit autorizado para el año, y 37.4 por ciento menor al estimado para el periodo de 282.4 mil millones de pesos, con base en los calendarios de ingresos y de gasto de las dependencias y entidades.

La SHCP refirió que los ingresos presupuestarios sumaron dos billones 97 mil millones de pesos, monto 0.1 por ciento mayor en términos reales a los reportados durante enero-septiembre de 2009.

En cuanto al gasto público presupuestario, éste ascendió a dos billones 281.38 mil millones de pesos, nivel 2.2 por ciento mayor en términos reales al ejercido de enero-septiembre de 2009.

Además expresó que a septiembre de 2010, el saldo de la deuda neta total del sector público se ubicó en 30.7 por ciento del PIB, nivel superior en 0.6 puntos porcentuales respecto al observado al cierre de 2009, debido principalmente a mayor financiamiento.

En tanto, la deuda interna como porcentaje del PIB representó 21.1 por ciento, mayor en 0.5 puntos porcentuales respecto de la observada al cierre de 2009, mientras que la deuda externa se situó en 9.6 por ciento del PIB, 0.1 por ciento superior a la observada al cierre del año previo.

Explicó que los resultados de las finanzas públicas durante los primeros nueve meses del año son reflejo de un entorno internacional relativamente favorable, a pesar de que persiste el brote de incertidumbre sobre la fortaleza del crecimiento en algunos países industrializados.

La Secretaría de Hacienda refirió que lo anterior también obedece a que las difíciles reformas fiscales aplicadas en México desde enero pasado, han contribuido en gran medida a mantener la estabilidad financiera.

Esto ha posibilitado la recuperación del empleo y el ingreso de las familias y evitado graves problemas, como los que están enfrentando algunas economías que, en contraposición, sí apostaron por la excesiva estimulación artificial de la demanda, finalizó.

“Oportunidades para todos”, refrenda Dilma Rousseff

BRASILIA (AP) — La candidata oficialista Dilma Rousseff, una ex guerrillera torturada durante la dictadura de Brasil, ganó el domingo la segunda ronda de los comicios presidenciales y se convirtió en la primera mujer en gobernar el país.

Rousseff, de 62 años, alcanzó 56% de los votos frente a 44% de su rival, José Serra, según resultados del Tribunal Superior Electoral (TSE) con 99,89% de los votos computados.

En su primer discurso tras el triunfo, la presidenta electa reafirmó su intención de eliminar la miseria como primera prioridad de su gestión, que iniciará el 1 de enero cuando reciba el mando de manos del actual gobernante Luiz Inácio Lula da Silva.

“Refuerzo el compromiso fundamental que mantuve por la erradicación de la miseria y la creación de oportunidades para todos”, declaró en su discurso ante simpatizantes y allegados en un hotel de Brasilia. “No podemos descansar mientras haya brasileños con hambre, familias en la calle, niños abandonados a su suerte”.

El discurso, que hizo un recuento de sus intenciones de gobierno, tuvo pocas referencias a la oposición y ninguna mención a su rival, Serra, aunque a la gobernante electa se le quebró la voz al agradecer el apoyo decidido y activo de Lula, el mandatario más popular de la historia reciente de Brasil.

“Agradezco especialmente y con emoción al presidente Lula. Tener el honor de su apoyo, el privilegio de su convivencia, aprender de su sabiduría son cosas que se guardan para la vida”, manifestó con un nudo en la garganta.

El resultado de la votación fue recibido con gritos de júbilo, abrazos y llanto entre simpatizantes de la ahora presidenta electa, postulada por el Partido de los Trabajadores (PT).

“¡Dilma! ¡Dilma!”, gritaba un coro espontáneo en el Hotel Naoum de Brasilia, donde se congregaron aliados y activistas de su campaña, mientras otros cantaban una de las melodías publicitarias de su postulación, “ahora es el turno de la mujer”.

La ventaja de más de 10 puntos porcentuales confirmó la tendencia indicada por la mayoría de las encuestas de intención de voto previas a los comicios.

Serra, de 67 años, fue el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). En su discurso de aceptación de la derrota felicitó a su rival.

“El día de hoy los electores hablaron y recibo con respeto y humildad la voz del pueblo en las urnas”, dijo acompañado de familiares y allegados. “Quiero saludar a Dilma y desearle que lo que haga sea muy bueno para el país”.

Los analistas coinciden en que la participación de Lula en la campaña fue decisiva para la victoria de Rousseff, quien fue su ministra del Minas y Energía, además de secretaria general de su gobierno.

Rousseff desempeñó un papel crucial en un grupo armado que resistió la dictadura militar de Brasil, y debido a ello fue encarcelada y torturada. También logró recuperarse de un cáncer.

La votación transcurrió en un clima de tranquilidad, sin reportes de problemas más allá de dificultades técnicas aisladas con algunas urnas electrónicas usadas en el proceso, según el TSE.

Estaban convocados a votar 135 millones de personas dentro del país y unos 200.000 brasileños en el exterior.

En su discurso, Rousseff se comprometió a continuar con los principales fundamentos económicos seguidos por el gobierno de Lula, incluyendo el combate a la inflación y la conservación del rigor fiscal, aunque rechazó los ajustes de la economía que sacrifican la política social.

“Vamos a buscar el desarrollo de largo plazo a tasas elevadas de crecimiento y ambientalmente sustentables”, afirmó, tras asegurar que su gobierno se opondrá al proteccionismo de los países ricos.

Se comprometió también a “gobernar para todos los brasileños, sin privilegios ni discriminación” y a combatir la corrupción y asegurar la transparencia.

Después de encontrarse con aliados en horas de la mañana, Rousseff se trasladó al colegio Santos Dumont donde emitió su voto y salió haciendo la “V” de la victoria.

Serra sufragó al final de la mañana en el Colegio Santa Cruz de la ciudad de Sao Paulo, donde hizo votos por la alternancia en el poder.

Lula, por su parte, votó en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en la periferia industrial de Sao Paulo, donde manifestó estar confiado en una victoria de su candidata.

“Yo no tengo dudas de que ella (Rousseff) va a hacer un gran gobierno para este país”, manifestó Lula a periodistas.

El presidente y Rousseff se reunieron en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial del mandatario, para acompañar el conteo de los votos, mientras Serra esperó el resultado en Sao Paulo.

Serra y Rousseff debieron disputar una segunda ronda electoral después de que ninguno de los dos alcanzó el 50% más uno de los votos necesarios para ganar en la primera ronda el 3 de octubre.

Igualmente, siete estados y el Distrito Federal debieron ir a una segunda vuelta electoral para escoger gobernador.